header print

8 remedios naturales para aliviar el dolor ciático

Uno de los nervios más largos del cuerpo es el nervio ciático que baja desde la región lumbar hasta el final de los pies. Este nervio es de vital importancia para el movimiento y flexión de las piernas, pero cuando el nervio espinal de la espalda baja se comprime, se produce un debilitamiento en el nervio que causa un fuerte y molesto dolor.
 
Te sugerimos 8 terapias naturales que te ayudarán a reducir los espasmos, las contracciones musculares, el dolor y la insensibilidad.
 
Masaje tejidos
 
Nota: Estas sugerencias no deben remplazar los consejos médicos, por favor consulta a tu médico de cabecera antes de decidirte por uno de estos tratamientos.
 
1. Acupuntura
 
Esta terapia alternativa se realiza con la ayuda de finas agujas que son incertadas en puntos específicos de tu cuerpo. Al insertar la aguja no sólo se estimula el flujo de energía, sino que también se ayuda a mejorar las funciones nerviosas. Muchas personas afirman haber notado diferencias después de tan sólo una sección, aunque te recomendamos tomar varias secciones (al menos 12) para notar cambios radicales. Más síntomas pueden ser tratados y aliviados con la técnica de acupuntura de agujas calientes.
 
2. Qiropráctico
 
Aunque este tratamiento ha sido rechazado por muchos, debemos reconocer que también ha demostrado ofrecer un alivio para el dolor, con beneficios que pueden durar hasta un año. El cuidado quiropráctico es una forma de manipulación espinal que incita la respuesta del sistema nervioso, el cual puede restaurar la movilidad normal del área afectada y reducir considerablemente la cantidad de dolor. El tratamiento crea un ambiente que promueve la curación natural, mientras reduce la inflamación y mejora las funciones nerviosas.
 
Quiropráctico
 
 3. Temperaturas alternativas
 
Usar cubos de hielo o envolver una bolsa de guisantes congelados en una toalla puede ofrecerte un alivio instantáneo en el nervio ciático. Puedes ponerte un hielo sobre el área afectada por 20 minutos cada dos horas, según lo necesites. El hielo te ayudará a tranquilizar el dolor externo aunque no puede penetrar más allá de la superficie, por lo que sólo se aliviará la inflamación externa. Es aquí cuando el calor puede ser efectivo. Después de la terapia fría, puedes tomar una ducha caliente o ponerte una compresa caliente en la zona, lo que te ayudará a reducir la inflamación interna durante el proceso de curación
 
4. Masaje de tejido profundo
 
Este tipo de masajes es recomendado por expertos para tratar la ciática, pero ya sabes que no es un masaje agradable. El masaje de tejido profundo puede mejorar ciertas molestias como los espasmos musculares, el dolor y la insensibilidad en piernas y dedos. El nervio ciático descansa debajo del músculo piriforme, situado debajo de los glúteos. Cuando aprieta este músculo, se puede pellizcar el nervio ciático y causar un entumecimiento o cosquilleo en las piernas. Aplicar presión en las áreas inflamadas de los glúteos, espalda baja y músculos piriformes pueden borrar el dolor ciático. Se aconseja tomar 4 secciones antes de que la terapia funcione. Cada tratamiento se debe hacer con 7 días de diferencia.
 
 

Masaje de tejido

5. Garras del demonio
 
Tomar medicación con hierbas ha demostrado ser un método efectivo para reducir el dolor ciático. Las hierbas son un poderoso desinflamatorio natural, que trabaja mucho mejor que el Ibuprofeno a la hora de reducir la inflamación. La dósis diaria recomendada son 1,500mg, dos veces al día. Debes encontrar una marca con 50 mg de harpagósido, que es el compuesto activo, ya que ésta es una pastilla segura, testada y verificada con diferentes exámenes de seguridad. Recuerda mantenerte alejado de esta opción si estás tomando medicamentos anticoagulantes o tienes úlceras pépticas.
 
6. Terapia con Bolas de Tenis
 
Bolas de tenis
Este tratamiento alivia los dolores musculares y la tensión muscular causada por la ciática mediante el uso de los principios del masaje, acupresión y reflexología. Al igual que el masaje profundo de tejidos, esta técnica se centra en el tratamiento del músculo piriforme. Cuando presionas una bola de tenís contra este músculo, el dolor y la riguidez en las piernas se reduce. Este ejercicio también mejora la habilidad de la circulación de la sangre en las zonas afectadas.
 
7.  Baño de sal
 
Estas terapias de sal son bien conocidas por relajar el sistema nervioso y extraer las tóxinas del cuerpo, sobretodo si la adhieres en un baño de agua caliente.  Agrega 2 tasas de sal dentro de un cubo y déjalo en remojo durante 20 minutos. La sal hará su magía mientras el calor te ayudará a reducir la inflamación y a mejorar la circulación de la sangre.
 
8. Yoga y estiramientos suaves
 
Cuando tienes dolores la última cosa que quieres hacer es moverte, aunque lo que no sabes es que precisamente esa inactividad es la que hace que te sientas peor. El ejercicio puede incrementar el flujo sanguíneo, el estiramiento de tus músculos y la movilidad. El viaje del dolor afirma que practicar Yoga regularmente ayuda a reducir el dolor en un 64% y la discapacidad en un 77%. Perfeccionar la flexibilidad y emplear poses te ayudará a tener una posición que no afecte ni agrave el nervio aciático. Si no quieres tomar este tipo de clases, aquí te dejamos algunos ejercicios que puedes hacer desde la comodidad de tu casa.
 
Yoga y estiramiento
 
Uno de los principales motivos por los que pudiste haber desarrollado este dolor es por la presencia de una hernia de disco, un desgarro o grieta que aparece en el disco vertebral sobresaliendo dentro del canal espinal. Recuerda que si el dolor persiste debes visitar a tu médico. 
 
Imagen 1,2,3 cortesía Ambro
Sign Up Free
Did you mean:
Sign Up Free
Did you mean: